Pequeñas canciones intervenidas

Sobre los discos “El eterno interludio” (2007) y “Azur” de Azur, (Formosa/Capital Federal, Argentina). Mainumby Records, Argentina

Oriundos de Formosa, pero residiendo en Capital Federal desde hace algunos años, Azur es un cuarteto de bajo, guitarra, laptop y sintetizador, de notable musicalidad. Son los responsables, además,  del sello Mainumby, a través del cual no sólo editan sus propios discos, sino que dan espacio a los atípicos proyectos de bandas como Criadero enseres, Nébeldots, Liz, Leeevb, IM, Minimalista país y Klub der  Klang.

Compilado Mainumby Vol. 1

 

A mi parecer, Azur es uno de los más interesantes de los proyectos que recorre la escena experimental porteña, disolviendo los límites del noise, la improvisación y la electrónica. En primer lugar, por la claridad de sus ideas estéticas, concientes del terreno sobre el cual trabajan, buscando el equilibrio y el diálogo entre dos impulsos antagónicos y en segundo lugar por la firmeza y capacidad para llevar a cabo esas ideas.

Compilado Mainumby Vol. 2

 

Podría aplicarse a la estética de Azur aquella fórmula propuesta por Ricardo Piglia para explicar la estructura del relato breve según la tradición de Edgar Allan Poe. Piglia dice que en todo cuento hay dos historias, una explícita y otra oculta, ésta última se intuye por momentos, dejando huellas sobre la historia 1 o explícita, pero que finalmente emerge con toda su fuerza y determina el final del relato. De la misma manera, las canciones de Azur tienen el aspecto de miniaturas complejas, naciendo de un punto de partida sencillo, desplegandose progresivamente desde lo cierto a lo incierto, de lo concreto a lo inesperado.

“El eterno interludio”, 2007

 

Aquí, la forma canción es el campo de batalla entre dos tendencias complementarias, de allí surge la tensión. Otro aspecto remarcable es que la estructura de las canciones va mutando continuamente, y en muchos casos, los motivos melódicos o materiales del comienzo, van desapareciendo hacia el final de las composiciones, que evolucionan en una superposición constante de pequeñas micro estructuras.

 

“El eterno interludio” y “Azur” son discos de canciones, de canciones invadidas, donde la materia melódico-armónica es acechada, por el ruido, lo atonal y lo puramente tímbrico, en definitiva, intervenidas por lo otro que no es la canción.

 

Azur: Nicolás Valiente, Gabriel Coll, Alejandro Coll, Mariano Sandoval.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s